foto-consejos-apuestas-tipster

Consejos de un profesional de las apuestas: 10 cosas que aprendí siendo tipster

Nuestro tipster profesional Spaincards repasa algunos consejos para tipsters y apostadores desde su experiencia como experto en apuestas deportivas. Una recopilación de diez consejos que esperamos que os guste.


Spaincards es tipster profesional desde enero de 2016 en BetStyle y con su máxima especialización en apuestas de tarjetas ha completado ya cuatro temporadas como tipster en BetStyle acumulando un yield total del 25.37% en su etapa como pronosticador Premium.


10 cosas que aprendí siendo tipster

1. Estarán a muerte contigo. Hasta que falles.

Tus clientes o seguidores van a estar contigo a muerte. Te van a ensalzar y alabar con cada apuesta. Te van a escribir cada día por privado para decirte que eres el puto rey. Hasta que falles. Así funciona esto. Y es normal. Cuanto antes lo entiendas mejor te irá.

Si confían en ti es porque piensan que les vas a hacer ganar dinero, si no lo hacen, se van. Especialmente serán aquellos que más te elogian los más duros contigo y los que más te matarán. Esa facilidad para venirse arriba en las buenas suele ser directamente proporcional a una incapacidad para saber gestionar el stake o para entender que nadie se hace rico en dos días.

Afortunadamente con el paso del tiempo irás atravesando altibajos que provocarán que los ruidosos se vayan y se produzca una selección natural de seguidores.


2. Aléjate de ‘salseos’.

Premisa que leí hace varios años en un tuit que hablaba sobre las virtudes de los tipsters. Me encantaría recordar al autor para citarlo porque seguir ese consejo me ha ayudado muchísimo.

Las polémicas o ’salseos’ desgastan demasiado. La envidia y el afán de protagonismo es algo inherente a las personas y a las redes sociales. Huye de estas situaciones tóxicas que te harán perder el foco en tu trabajo. Concéntrate siempre en mejorar. Eso te mantendrá ocupado.


3. Sé humilde. Vendrán momentos malos.

Creo que ser demasiado histriónico a la hora de comentar los buenos resultados es un error que hemos cometido muchos tipsters a la hora de empezar. Evidentemente si trabajas en esto te gustará ganar dinero con ello y nunca viene mal un poco de ‘promosió’ . Pero hay formas de hacerlo sin perder la humildad.

Las rachas malas vendrán y ahí no sabrás donde meterte si te has excedido en la euforia. Se humilde, aprende de tus errores y da la cara cuando toque. Como en cualquier faceta en la vida ser humilde es una virtud. Procura no perderla nunca.


4. Sé honesto. Sé agradecido.

En la línea con el punto anterior, otros valores como la honestidad y la gratitud te ayudarán en tu trayectoria (y además te harán dormir más tranquilo). Sé sincero con tus clientes, con los que ya confían en ti y con los que están interesados en contratarte. Háblales claro, quizá el servicio que das no se adapte a lo que ellos necesitan. Haz que lo entiendan antes de generar frustraciones.

Sé también agradecido; con tus compañeros, con tu plataforma, con tus clientes y hasta con tus competidores. Ayuda siempre que puedas a los que están empezando o a cualquiera que le puedas echar un cable. Lo que das no tardará en venir de vuelta.


5. No caben relajaciones. Esto es un trabajo.

Si has empezado tu "carrera de tipster" probablemente sea porque esto te gusta o tienes cierta habilidad para ello. Pero si quieres mantenerte mucho tiempo deberás tomarte esto como un trabajo. Si no quieres quemarte demasiado tendrás también que fijar tus horarios y cumplirlo estrictamente.

Tendrás que ser responsable y no fallar ninguna semana. Deberás ser métodico, cuidar cada detalle y no permitirte relajaciones.


6. Escucha a todos. Pero haz lo que tú creas.

Una de las cosas que más me ha costado aprender en este mundo de las apuestas es que no puedes contentar a todo el mundo. Siempre habrá personas para los que tu servicio no será apto. Evidentemente es importante tener cierto feedback de tus seguidores porque al fin y al cabo el servicio es para ellos, pero eso hay que equilibrarlo con tu obligación de buscar siempre lo mejor para el servicio pensando en el interés de todos.

También pasa a menudo que clientes dejados llevar por su percepción intentan ‘censurarte’ de algún modo ciertos tipos de apuestas o mercados. En muchas ocasiones puede valerte para aprender porque es bastante probable que tengan razón, pero nuestra obligación como tipsters es vencer ese sesgo cognitivo y seguir pronosticando pensando en la rentabilidad real.


7. Sigue tus principios, pero adáptate a los cambios.

La capacidad de seguir los principios de trabajo y metodología que te han dado buenos resultados combinándolos con saber adaptarte a un mercado en constante cambio es lo que determinarán tu habilidad como tipster y tus resultados a largo plazo.

Por supuesto que es una fórmula bastante compleja que tú mismo tienes que ‘cocinar’ cada semana y que no siempre te saldrá bien. Tienes que ser lo suficiente frío para saber que la varianza existe y que debes insistir con lo que crees y, al mismo tiempo, tienes que ser consciente que las competiciones cambian y los mercados evolucionan. Lo que ayer hiciste bien quizá hoy ya no sirva.


8. Pon en el foco en lo que se te da bien.

Esto es una obviedad pero no siempre se cumple. Concéntrate en los mercados y las competiciones que se te dan bien. Los experimentos hazlos con gaseosa y en privado

Competimos con gente muy capacitada y con inteligencia artificial. Solo la máxima especialización hará que seamos ganadores a largo plazo.


9. No dejes nada al azar. Evita pisar charcos.

Para vencer al famoso payout y ser ganadores a largo plazo lo fundamental es no dejar nada al azar. La premisa de que a veces la mejor apuesta es la que no se hace debe acompañarnos hasta el final.

Cuando no las tengas todas contigo para ver claro el value en una apuesta, quizá lo mejor es pasar a otra cosa.


10. No te escondas en la suerte.

Cuando fui cocinero antes que fraile me daba mucha desconfianza que los tipsters a los que seguía se escondiesen en la suerte para justificar malas rachas.

Está claro que la buena y mala suerte existe en momentos puntuales y que a muy corto plazo es un factor decisivo en las apuestas. Pero la varianza no tarda demasiado en poner tus resultados acorde al trabajo que has hecho o las oportunidades que has podido encontrar en el mercado. Si has fallado repetidamente durante cierto tiempo probablemente es que algo has dejado de hacer bien.